Mourinho pierde su clavo ardiendo

La historia de Mourinho en el Real Madrid es la de ese chaval que en el instituto repite curso, es expulsado continuamente por faltar el respeto al profesor, se salta las clases para fumar y, aún así, sus padres le compran una moto. El portugués no ha recibido desde que llegó nada más que mimos y consentimientos por parte de un Florentino Pérez que ha renunciado a todo con tal de intentar ganar. El presidente madridista es el que más culpa tiene de la crisis institucional que vive el club más laureado del siglo XX, y es que ha sido él quien ha decidido tomar el camino de conseguir la victoria al precio que sea, fichando por fichar y haciendo caso a un entrenador que en ningún momento ha demostrado sentirse madridista.

Los aficionados dejan de apostar por el equipo de Mourinho

casas de apuestas la ligaEl problema de Mourinho viene de atrás, de muy atrás. Cuando fichó por el Real Madrid alguien debió dejarle claro cuál era el límite que no debía sobrepasar para no dañar la imagen de una institución con decenas de millones de seguidores por todo el mundo. Pero nadie lo hizo. Florentino se dedicó a contentarle con Coentraos, Modrics, echando a Valdanos y saliendo en su auxilio cuando fuese necesario para dejar al luso con todo el poder dentro del club. Pero la cosa ya no va solo con el presidente. La prensa madrileña, que tiene poder para hacer y deshacer a su antojo, nunca ha puesto en entredicho seriamente al portugués. Se le ha atacado, sí, pero tímidamente y jamás con la intención de hacer campaña contra el entrenador más polémico que ha habido en la historia del madridismo. La afición también tiene su parte de culpa. ¿Qué más necesita para ponerse en contra de un señor que ha ido contra un símbolo como Íker Casillas, que les ha faltado el respeto desafiándoles y diciendo que no son un buen público y que ha hecho que su equipo haya descendido tantísimo en los índices de popularidad?

Las casas de apuestas ven la Liga perdida con Mourinho

Para terminar, toquemos el porqué del titular del artículo. “A mí me da igual lo que haga Mourinho mientras gane”. Esa frase tantas veces escuchada por los mourinhistas va perdiendo poco a poco su valor. Si ya de por sí no es comparable todo el daño que este individuo ha hecho al Real Madrid a cambio de unas míseras Copa del Rey, Liga y Supercopa de España, The Special One está perdiendo lo poco que tenía: sus resultados. La imbatibilidad del conjunto merengue era el clavo ardiendo al que se agarraba el técnico portugués para permanecer en el cargo y tener la simpatía de los aficionados, pero este año ese clavo se ha esfumado. Segundos de grupo en Champions, con la Liga casi perdida en Diciembre y mostrando una pésima imagen ya no solo fuera del terreno de juego, algo a lo que estábamos acostumbrados cada vez que abría la boca, sino también dentro de él, como en Balaídos, sin ir más lejos.

Las casas de apuestas ya han comenzado a ohacer ofertas de mercados donde se puede pujar acerca de quien será el siguiente destino de José Mourinho. Mourinho, ese entrenador egocéntrico y egoísta cuyo único objetivo es seguir ganando títulos a nivel individual, sin importarle cómo quede el club el día de mañana, cuando él ya no esté. Da igual que consiga la décima, el daño que ha hecho al Real Madrid costará mucho repararlo.

2 thoughts on “Mourinho pierde su clavo ardiendo

  1. Carme Noguera

    Personaje donde los haya y que hace tiempo que vive del pasado, hace tiempo que no demuestra nada y allá por donde pasa siempre deja aguas revueltas

    1. redaccion Post author

      Hola Carme, Mourinho siempre es polémico pero si te fijas siempre los jugadores a los que entrena le defienden y tiene un palmarés de títulos que muchos entrenadores querrían. Un saludo y gracias por comentar

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *